www.impchiletalca.cl


Nuestro hermano Luis Barriga es traductor de señas en ceremonia de 90 años de Carabineros de Chile


Nuestro Señor es el que guía nuestros caminos y sin pensarlo nos lleva a lugares que jamás pensamos que estaríamos. Este es el caso de nuestro hermano Luis Barriga Vilches (46 años), Sargento I de Carabineros de Chile, esposo y padre de 3 hijos. Con 26 años en la Institución, nuestro Señor lo bendijo siendo el traductor oficial de lenguaje de señas en la ceremonia de celebración de los 90 años de Carabineros de Chile transmitido en directo por el canal de televisión Mega.

Estimado hermano Luis. Hace unas semanas entrevistábamos a nuestro hermano Freddy Segura quién estará participando en la Cumbre Internacional “Genius Olympid” en Nueva York. Ahora, usted fue invitado a participar de forma honrosa en la celebración de los 90 años de Carabineros de Chile donde pudo compartir con las máximas autoridades de la Institución. Dios está levantando y llevando a sus hijos a lugares estratégicos donde poder llevar su Palabra. Primero que todo, dar gracias a Dios porque esto es un hermoso regalo. El pone a sus hijos donde Él quiere, en lugares que uno jamás piensa, con autoridades que uno jamás pensó estar con ellos, con autoridades como la señora Presidenta, el Director General de Carabineros y varios Generales los cuales uno ni piensa poder llegar a conocer. Fue una bendición y siempre he dicho que mis manos hablan gracias a Dios y gracias a mis padres que me educaron y enseñaron esta forma de comunicación. Gracias a Dios de tener la oportunidad de poder llegar frente al Director General de Carabineros, estrechar su mano y decirle que Dios le ama, que Dios lo bendiga, que Dios siempre va a estar a su lado, que tiene que creer solamente. Le decía a mi General “yo no soy quién, solamente soy un Sargento I pero soy hijo del mas grande”. No solo pude compartir con mi Director General, sino también con varios oficiales con distintos tipos de grado y me presentaba como hijo de Dios primero que todo y les decía que Dios les bendiga.

Que lo motivó a aprender el lenguaje de señas?. Mis padres son sordos. Ellos se conocieron en la escuela de sordomudo en Yungay. Cuando nosotros éramos pequeños, ellos nos enseñaban objetos y cuando íbamos avanzando en edad, 3 o 4 años, mis padres ya nos enseñaban como decir pan, leche, azúcar, cuando teníamos dolencias en el estomago, cuando necesitábamos algo departe de ellos, etc. Tengo una anécdota que me pasó de pequeño, creo tenía 2 años en donde aún no sabíamos muy bien como comunicarnos y estaba acostado con mis padres y yo lloraba y lloraba porque quería mi leche y, obviamente, mis padres no me escuchaban así que no encontré nada mejor que tomar una zapato y lanzárselo en la cabeza a mi mamá. Opté por mi mamá porque no era buena idea hacerlo con mi papá (risas) y esas son cosas que van pasando y de ahí me comenzaron a enseñar algunas palabras. Es una bendición de Dios el hecho que mis manos hablen y poder hablar del Señor a gente que no lo entendería de otra forma. Es una bendición que heredé de mis padres el poder evangelizar con mis manos.

Como ha visto la mano de Dios en esta forma de comunicación?. Bendecida. Hasta aquí me ha ayudado Jehová porque he podido llegar a lugares que un civil no puede y como Carabinero si he podido. He ido a los juzgados, he estado con Jueces, a mis autoridades, he podido enseñar a gente de entidades públicas, la PDI, Carabineros, Gendarmería, Fuerzas Armadas y ahí he tenido la oportunidad de compartir alguna palabra de nuestro Señor.


Nuestro hermano Luis Barriga junto al Director General de Carabineros

Usted cree que las Iglesias y entidades debería implementar estos métodos de comunicación?. Totalmente. 100%. Nosotros hablamos el español muy rápido y un sordo no alcanza a entender lo que está diciendo (lectura de labios dependiendo del grado de sordera), en cambio, al tener una persona capacitada en la traducción de lenguaje de señas, podrías bendecir a todos quienes presenten algún grado de sordera. Hace pocos días, me llamaron de Linares, una citación del Juzgado de Familia que tenían un problema con una niña sorda de 25 años, analfabeta de lo que es el sistema Lence pero en figura ella entiende lo que uno le dice y ella tenía un problema con su bebé de cinco meses el cual fue retenido. La asistente social, los jueces, los psicólogos no sabía como comunicarse con ella y bueno, yo llegué, hicimos el trámite judicial respectivo y al final ella recuperó a su bebé y yo le decía “gracias a Dios, te regresaron a tu bebé. Tienes que pensar y creer que hay un Dios allá arriba” y ella lloraba entendiendo lo que le decía.

Hemos sabido que usted ha realizado talleres para enseñar este lenguaje. Como podemos motivar a la gente, a la Iglesia a que sean parte de esta actividad?. Buena pregunta. Pienso que son las autoridades de cada Iglesia o institución los que deben organizarse e incentivar a una cierta cantidad de jóvenes o personas adultas que tengan algún amigo, familiar, compañero de estudios que sea sordo para que ha ellos les pueda servir tanto en los estudios como en sus trabajos. 

Lo vimos teniendo la bendición de ser el traductor de señas oficial en la ceremonia de los 90 años de Carabineros de Chile. Como se llegó a esa instancia?. En el año 2015 lo hizo un Capitán de Carabineros. El 2016 al capitán Iglesias de la Dirección General alguien le informó que en Talca había una Sargento que hacía clases y que era de padres sordos. Luego, él me llamó para hacerme la invitación y el 2016 fui para hacer unas pruebas y luego me confirmaron que yo tendría esta gran responsabilidad de la cual hablamos. Si me llamaron es que todo salió bien, pero siempre dándole las gracias al Señor primero. Hace un par de días, me llama mi Comisario y me dice que me prepare que el próximo año tengo que ir nuevamente y yo le digo “gracias a Dios y reconozco que es una bendición de Dios”. Es una bendición, no de salir en televisión, sino porque tuve la oportunidad de decirle a todos los sordos que Dios les ama. El que sabe señas lo entendió, el que no, no se dio ni cuenta. Mi señora y mis hijas saben señas y cuando se generaba un espacio de silencio, les mandaba saludos, otro espacio y enviaba un saludo a mis padres, a mis hermanos. Les decía “Dios les bendiga”.

Hno. Carlos Espinoza Pinilla / Jefe del Departamento de Comunicaciones IMPCH Talca


Volver a www.impchiletalca.cl

Noticias