www.impchiletalca.cl


Escuela Dominical Especial con la participación del Coro Instrumental de la IMPCH Carahue


El día domingo 29 de Octubre se llevó a cabo un servicio dominical especial con motivo de la visita del Coro Instrumental y hermanos de la Iglesia de Carahue. Este servicio de adoración a Dios estuvo a cargo del Coro Instrumental de la Iglesia de Talca con la importante participación del Coro y hermanos en visita.

Se da inicio al servicio en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, partiendo con la coordinación del hermano Aarón Quezada, entonando el Himno Nº 282 “Jesús es mi rey Soberano”, todo esto en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. El Coro Instrumental de Talca entona la alabanza “Cuando clamo a Dios”, para que posteriormente tome la palabra nuestro pastor Jeremías Vásquez realizando una salutación general a la Iglesia. Luego, entrega la oportunidad al pastor Wilson Robledo de la Iglesia de Carahue, para continuar con el servicio de adoración al Señor.

El hermano Jorge Huentemil, ayudante de Pastor en la Iglesia de Carahue, es el encargado de dirigir el programa de cánticos y alabanzas. En primer lugar canta al Señor la hermana Daniela Agüero, entonando “Por Ti soy libre”. Luego, alaba al Señor un trío de hermanos saxofonistas, exaltando a Dios mediante la melodía de sus instrumentos, con extractos de las alabanzas “En horas tristes”, “Señor mi Dios” y “Eben Ezer”, derramándose la presencia del Señor sobre su pueblo. En tercer lugar, tiene una oportunidad el hermano Samuel Guerrero, quien canta la alabanza “Merecedor de alabanza”. Finalizando el programa que han preparado nuestros hermanos en visita, canta al Señor el Coro Israel, de la Iglesia de Carahue, la alabanza “Siempre estuviste aquí” y la bendita presencia de Dios desciende con gran poder sobre la Iglesia.

A continuación, el pastor Wilson Robledo cede la oportunidad al hermano Mauricio Muñoz, ayudante de Pastor en la Iglesia de Carahue, quien da lectura a la Palabra en el libro de 1ª de Samuel capítulo 17 versículos del 45 al 50. El Señor nos exhorta por los labios de nuestro hermano sobre el pasaje de 1ª de Samuel que relata la batalla de David contra Goliat el filisteo. 

David se dedicaba al cuidado de las ovejas, éste era un trabajo simple, y él es enviado por su padre a entregar alimentos a sus hermanos al campo de batalla donde peleaban con los filisteos, y al llegar hasta ese lugar él observa que en un lado del valle estaba el pueblo de Dios y en el otro extremo estaban los filisteos. Junto a ellos se encontraba Goliat, un gigante amenazador, quien se burlaba de los hijos de Dios incitándoles diciendo que si los israelitas le vencían, el pueblo filisteo estaría a su servicio. Entonces, cuando David observó esto sintió un celo de Dios, hablando con los soldados diciendo “¿Quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?”, por lo que él tomo valor con el respaldo de Dios y enunció que él sería quien iba a pelear con el gigante. Tomó entonces una honda y cinco piedras lisas del arroyo, pues él sabía que la victoria no venía de la fuerza ni las armaduras, sino de la gracia del Señor, y luego David se dirige a Goliat diciéndole “Tu vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado”, entonces David lanzó la piedra y al instante el filisteo fue derrotado en el nombre de Jesús. Eso mismo es lo que el Señor nos enseña en este día, diciéndonos que no miremos las circunstancias, la enfermedad o el problema, lo cual sería el Goliat en este tiempo, sino que confiemos en Dios pues en Él tenemos la victoria asegurada. No debemos pedir al Señor que Él quite nuestros problemas, sino que debemos pedirle a Él que nos entregue la victoria, no huyendo sino echando mano a la fe, enfrentando nuestros problemas, confiando que siempre la victoria es del Señor. Para finalizar la exhortación de la palabra el hermano Mauricio Muñoz, con el permiso de los pastores presentes, pide al coro en visita que entone la alabanza “Espíritu Santo”. Oramos al Señor agradeciendo por su palabra.

Continuando con nuestro servicio, el Coro Instrumental de Talca tiene la oportunidad de alabar a Dios por medio del cántico “La victoria es tuya” e inmediatamente después tiene una oportunidad de adoración una hermana de la congregación en visita.

Para continuar con éste hermoso culto de alabanza al Señor cantamos el Himno Nº 173 “Unánimes junto a la cruz” y la gracia del Señor se hace sentir sobre nuestras vidas. Luego el hermano Aarón Quezada, Jefe del Coro Instrumental de la Iglesia de Talca, agradece a los hermanos de Carahue su visita, pues han sido de gran bendición para la Iglesia y los hogares hospedadores.

Finalmente nuestro pastor Jeremías Vásquez agradece de igual manera la visita de nuestros hermanos, deseándoles buen viaje y que al llegar hasta su Iglesia en Carahue, puedan transmitir las bendiciones recibidas durante este hermoso fin de semana en la presencia del Señor, y esperando que Dios se derrame sobre su pueblo su presencia y que el Espíritu Santo se manifieste sobre ellos.  Luego de esto, nuestro pastor invita al pastor Wilson Robledo, para que nos entregue la bendición por el servicio culminado.

Hna. Natalia Riquelme Sepúlveda / Comunicaciones IMPCH Talca


Volver a www.impchiletalca.cl

Noticias